actual 135

Una historia de éxito sobre cuatro ejes

Cuando se trata de la construcción y el mantenimiento de líneas aéreas de contacto, la dresina de inspección y montaje de catenaria de cuatro ejes MTW 100 es la primera opción por su flexibilidad y múltiples aplicaciones.

La MTW 100 – una referencia en la construcción ferroviaria, una referencia en el tendido y el mantenimiento de catenaria. Hace ya tres décadas que existen las dresinas de inspección y montaje (MTW) de cuatro ejes de Plasser & Theurer. Uno de sus modelos de mayor éxito internacional es la dresina de inspección y montaje de catenaria MTW 100. Las versiones actuales dan fe de todo lo que hoy es factible en esta clase de potencia. Pero hay más: tras una exhaustiva fase de ensayos, ya trabaja en condiciones reales una versión híbrida con propulsión eléctrica, denominada HTW 100 E³. Las últimas versiones de la MTW 100.216 – que es su nombre exacto –, y la HTW 100 E³, forman parte de una tecnología que se ha establecido con éxito y ofrece un amplio abanico de aplicaciones. Su sofisticación técnica se refleja en el nuevo diseño exterior de las cabinas que, aparte de su atractivo aspecto, también atesoran una gran cantidad de valores internos.

Un entorno de trabajo seguro a cualquier altura

Gracias a una distribución perfectamente estudiada de todos los componentes, no hay necesidad de abandonar la máquina durante el trabajo. La disposición de la plataforma elevadora – desplazada hacia un lateral, como es el caso, por ejemplo, en la HTW 100 E³ y la MTW 100 para la empresa Rhomberg Fahrleitungsbau – facilita un pasillo más ancho entre los extremos de la máquina. Esto se traduce en una mayor seguridad para los operarios y en un ahorro de tiempo. Una puerta frontal permite el acceso directo a un vagón de transporte, enganchado a la máquina en el extremo de la grúa. El eficaz sistema de iluminación del entorno montado en el bastidor ilumina las proximidades de la MTW sin deslumbrar. El techo de la cabina es transitable y está equipado con barandillas laterales plegables, facilitando un camino seguro entre las dos cabinas. Una plataforma de trabajo de tres elementos situada en el centro de la máquina permite, en función del modelo, el trabajo simultáneo a diferentes alturas, así como a diferentes distancias laterales desde el eje de la vía. Existe la alternativa de equipar la máquina con una plataforma elevadora de giro libre con un alcance de trabajo aún mayor. Por regla general, la grúa se equipa con una cesta de trabajo adicional. También en este caso, existen diversas opciones: provista de barandillas plegables, la cesta puede posarse sobre el techo de la MTW 100. Como alternativa, algunos operadores la depositan sobre un vagón enganchado a la máquina. Durante el trabajo, las cargas de la grúa, de la plataforma y de la cesta de trabajo, así como los esfuerzos del posicionador del hilo de contacto, se registran y supervisan de forma automática con objeto de garantizar la seguridad de operarios y equipos técnicos y prevenir las sobrecargas. Debido a su construcción pesada y su consiguiente estabilidad, la MTW 100, en la mayoría de los casos, no necesita apoyos durante el trabajo. Esto ahorra tiempo y personal, ya que la MTW se puede operar mediante control remoto. Los cilindros hidráulicos de apoyo solo resultan necesarios cuando se trabaja con cargas o alcances muy elevados.

Optimizaciones con vistas al futuro

La primera dresina pesada de inspección y montaje de catenaria de la serie MTW 100.216 se fabricó ya en 2012 y se presentó en la Feria Internacional Ferroviaria (iaf) de 2013, celebrada en Münster. Para el desarrollo de esta máquina se aplicó el acreditado método de colaboración con el cliente (Europten). El espacio disponible, el tamaño, su rendimiento y su rentabilidad confirman el acierto de este concepto de vehículo de cuatro ejes. Aun cuando la serie MTW 100 lleva desde hace unos 30 años trabajando con éxito en la construcción de catenarias, en la nueva versión se ha invertido, una vez más, un gran trabajo de ingeniería, plasmado en numerosas optimizaciones. En la MTW 100.216 se ha mejorado, entre otros, el acceso al grupo propulsor – instalado junto al sistema de refrigeración íntegramente bajo el bastidor – y se ha optimizado la accesibilidad para las tareas de mantenimiento y de servicio técnico en general. Ya no es necesario un segundo motor diésel de grandes dimensiones para el accionamiento de trabajo, lo que implica un ahorro de costes de inversión y de mantenimiento durante toda la vida útil de la máquina. En su lugar, es un pequeño motor diésel de únicamente entre 15 y 20 kW de potencia el que suministra a la máquina la energía básica necesaria para trabajar. También proporciona la alimentación y el accionamiento de emergencia de los grupos de trabajo a fin de asegurar una elevada seguridad de funcionamiento y evitar paradas de la máquina.

Las dresinas MTW 100 están diseñadas y fabricadas con vistas al futuro, y su tamaño es óptimo para una gran variedad de aplicaciones. Otro punto a su favor es la elevada disponibilidad de piezas de repuesto para reparaciones o mantenimientos.

Las dresinas MTW 100 están diseñadas y fabricadas con vistas al futuro, y su tamaño es óptimo para una gran variedad de aplicaciones. Otro punto fuerte es la elevada disponibilidad de piezas de repuesto para reparaciones o mantenimientos.

La segunda MTW 100 para Rhomberg Fahrleitungsbau

La MTW 100.216 para Rhomberg Fahrleitungsbau GmbH, con sede en Wiener Neudorf (Baja Austria), está concebida primordialmente como máquina principal para obras de construcción de vía nueva, pero también como máquina para renovaciones y modernizaciones.

La plataforma elevadora de columnas de tres elementos situada en el centro del vehículo es extremadamente flexible: la cesta grande alcanza una altura de 4,5 m. Las dos cestas de trabajo más pequeñas pueden desplegarse individualmente: 3 m en sentido lateral y 2,8 m en altura. De esta forma se consigue una cota de trabajo máxima de 9 m sobre el borde superior del carril. Cuando se unen y encerrojan los tres elementos, se dispone de una superficie de trabajo de gran tamaño para todo tipo de tareas de montaje de catenaria.

Esta ya es la segunda MTW 100 para Rhomberg Fahrleitungsbau, que fue encargada en noviembre de 2017, aproximadamente un año y medio después de la entrega de la primera dresina pesada de inspección y montaje de catenaria de esta empresa. Está previsto que esta MTW se integre para su traslado en composiciones de tren normales. En Suiza también circula remolcada por un vehículo tractor, lo que ahorra la instalación de un sistema de protección automática de trenes. Un equipamiento especial que suele pasar desapercibido son las cámaras y los espejos retrovisores. Este tipo de cámaras serán el estándar en el futuro, visualizándose la imagen de ambas cámaras en monitores separados, situados en los rincones de la cabina; aquí todavía se trata de un modelo de monitor único con pantalla partida (split-screen), situado en el pupitre de conducción.

Para trabajar con el sistema de medición sin contacto del hilo de catenaria se utilizan los apoyos de la caja del vehículo en combinación con el bloqueo de la suspensión en el bogie. Dicho sistema de medición permite registrar mediante ultrasonidos la posición del hilo de contacto en dos dimensiones. A una velocidad de 10 km/h es capaz de medir la altura del hilo de contacto a una distancia de entre 800 y 4.000 mm sobre el dispositivo de medición y en un área lateral de 600 mm a ambos lados. En caso de que se aplique una carga a la catenaria por medio del pantógrafo para determinar la elasticidad y las irregularidades en un segundo viaje de medición, esto quedará registrado y se evaluará con valores exactos. En cada punto de medición, la cámara integrada graba una imagen de la catenaria. Para los trabajos nocturnos, se dispone de una iluminación específica con de focos de trabajo. Al tener en cuenta la holgura en el ancho de vía y la temperatura ambiente, este sistema permite acreditar que la posición de la catenaria es conforme a las ETI y se encuentra optimizada con respecto al desgaste dentro de todas las tolerancias; este tipo de revisiones se lleva a cabo en líneas principales, por ejemplo, cada 12 meses.

Un MTW 100.216 para Rail Power Systems

La empresa Rail Power Systems GmbH (Múnich, Baviera) recibe una MTW 100.216 de Plasser & Theurer hecha a la medida de las aplicaciones previstas. Una de sus particularidades es que está homologada tanto para Alemania y Suiza como para Dinamarca y Suecia. Un reto adicional a la hora de su diseño fue la necesidad de cumplir un gran número de requisitos nacionales específicos.

Esta dresina de inspección y montaje está equipada con una grúa de capacidad especialmente alta. La cesta de trabajo desmontable se transporta sobre un vagón acoplado. En la configuración con cesta de trabajo, la grúa alcanza unos 22,5 m sobre la vía. Esto hace falta, por ejemplo, para trabajar en las puntas de los postes o en tendidos de gran altura en áreas de estaciones. En el centro de la máquina se encuentra, además, una plataforma elevadora de giro libre.

Por otra parte, la máquina cuenta con un espacio social con cocina empotrada, así como un compartimento-taller. Completan el equipamiento de a bordo el posicionador del hilo de contacto y del cable sustentador, una torreta de medición de la altura y alineación del hilo de contacto, así como un sistema de medición sin contacto.

MTW 100.216

HTW 100 E³