actual 135

Columnista invitada

Medición con coordenadas absolutas

Una de las tareas del personal de línea de la red ferroviaria italiana (RFI, Rete Ferroviaria Italiana) es comprobar la posición absoluta de la vía. Esto asegura que la calidad geométrica de la vía se corresponda con las cada vez más altas velocidades de circulación. En los últimos años, RFI ha introducido nuevas técnicas de inspección con el objetivo de que estas mediciones sean cada vez más sencillas y rápidas.

Columnista invitada
Dipl.-Ing. Paola Conti, Directora del área de mantenimiento, de infraestructuras – obra civil




Para el marcaje de puntos fijos tradicionalmente se han usado trozos de carril colocados en el lateral del lecho de balasto, estando especificada en la normativa de RFI tanto la distancia de estos piquetes a la vía como la distancia entre ellos mismos. Con el tiempo, estos puntos de referencia pueden ser desplazados, por ejemplo, debido a trabajos de mantenimiento, como el desguarnecido del balasto.

Ante la introducción del transporte de alta velocidad en Italia, el llamado AV/AC (Alta Velocità/Alta Capacità), RFI decidió posicionar la vía, ya durante la fase de construcción, tomando como referencia puntos fijos georreferenciados. El sistema utilizado es el denominado Absolute Base System (AB), que consiste en puntos fijos (bulones) instalados en los postes de la catenaria y en las paredes de los túneles. Las distancias al eje de la vía son conocidas y están definidas mediante coordenadas topográficas (x, y, z). Por un lado, este sistema permite evaluar la posición de la vía con respecto a la posición original, es decir, cómo ha cambiado o se ha comportado la vía desde su construcción y, por otro lado, representa una ayuda para la realización de los trabajos de las bateadoras. Las ventajas de este método de trabajo son: minimiza en gran medida el deterioro de la geometría de la vía, mejora significativamente el confort de viaje y reduce los costes y la frecuencia de los trabajos de mantenimiento.

La experiencia adquirida en los últimos años en la gestión de la posición de la vía mediante coordenadas absolutas en sus líneas AV/AC ha refrendado la decisión de RFI de extender este método de supervisión a todas sus líneas electrificadas. En consecuencia, a partir de 2014 se ordenó el abandono paulatino del sistema tradicional, un proceso que incluye el equipamiento con el sistema AB de todas las líneas en las que se realicen obras de renovación de vía, que hasta el año 2025 habrán afectado a alrededor de 12.000 km.

Ante la rápida expansión del sistema AB, para RFI es de fundamental importancia equiparse con sistemas que permitan una medición cada vez más rápida y sencilla de la geometría absoluta.

En la actualidad, como herramientas de control se utilizan carros de medición topográfica manuales, vehículos de medición autopropulsados (EM-SAT 100) o máquinas bateadoras inteligentes. Con estos equipos, el personal cualificado de RFI es capaz de medir con gran precisión la posición de la vía con respecto a los puntos fijos y comparar los datos de diseño con la posición real, aunque con una productividad limitada a entre dos y tres km/h.

Para superar esta limitación, en los últimos años RFI ha iniciado una colaboración con Plasser & Theurer con el objetivo de investigar un nuevo método de medición absoluta de la posición de la vía. La meta es lograr una velocidad de medición de al menos 60 km/h, utilizando el sistema de medición inercial instalado en algunas bateadoras.

Con esta “herramienta de última generación” se puede determinar la posición geométrica de la vía a cualquier velocidad, lo que convierte a la bateadora en una herramienta de diagnóstico. Para que esta medición se convierta en absoluta, se ha desarrollado un sistema de a bordo para una primera bateadora en Bolonia, que es capaz de registrar la distancia de la vía a los puntos fijos mientras la máquina trabaja. Con las cámaras estereoscópicas que forman parte de su equipamiento, es posible medir con gran precisión los carteles adhesivos instalados de forma permanente en los puntos fijos. Esta solución simplifica la medición absoluta de la vía y aporta un aumento significativo de la productividad, lo que tiene una importancia fundamental a efectos de expandir el uso del sistema de base absoluta a toda la red.