actual 133

Máxima seguridad en trabajos de mantenimiento

En julio de 2017 se puso en servicio una nueva línea de alta velocidad francesa, la LGV Bretagne – Pays de la Loire (LGV BPL) (véase el artículo en la pág. 38). Para la apertura diaria del servicio y los mantenimientos regulares se emplean dos nuevos vehículos de Plasser & Theurer: un vehículo pesado de mantenimiento de superestructura OBW 100 para trabajos en la vía y una dresina de inspección de catenaria MTW 100 para trabajar en la catenaria.

Estos dos nuevos vehículos de cuatro ejes fueron entregados a OPERE (empresa filial de EIFFAGE Rail), la empresa encargada del mantenimiento y la supervisión de la línea LGV BPL, a principios de 2017. 

Dos nuevos vehículos para un mantenimiento seguro

Ambos vehículos ofrecen un entorno de trabajo seguro para el personal. La integración total de todas las funciones de las máquinas en el sistema de control-mando garantiza la máxima seguridad durante el servicio. Dado que el sistema de control está constantemente informado, por ejemplo, de la posición de los grupos de trabajo, pueden identificarse y evitarse situaciones de peligro.

Otra medida de seguridad son las sofisticadas limitaciones de alcance mecánicas en todos los grupos de trabajo que, junto a los sistemas de control electrónico, evitan rebasar el gálibo, cumpliendo, de esta forma, todos los requisitos de seguridad franceses. 

Ambos vehículos ya disponen de pupitres de conducción y cabinas de nuevo diseño. Las amplias y confortables cabinas también incluyen cocina y servicios higiénicos, de forma que el personal no tenga necesidad de abandonar la máquina, incluso en intervenciones de larga duración. La moderna iluminación mediante LEDs y la integración de un pantógrafo de puesta a tierra con una lógica de trabajo segura, redondean el equipamiento. La plataforma de carga situada entre las cabinas está equipada con una barandilla retráctil que puede dotarse adicionalmente con rejillas de protección con objeto de proteger eficazmente al personal contra el vuelo de balasto, incluso con la vía adyacente abierta a la circulación (velocidades de cruce entre trenes de hasta 160 km/h).

Equipamiento excepcional con grúas y plataformas elevadoras

Tanto el OBW como la MTW disponen de nuestros probados sistemas de grúa que pueden equiparse, entre otros, con una cesta de trabajo, lo que posibilita el trabajo de dos operarios en la punta del poste sin necesidad de apoyos laterales, así como circular hasta el poste siguiente sin encerrojar los grupos de trabajo.

El abanico de aplicaciones de la dresina de inspección y montaje de la serie MTW, construida como vehículo regular de vía, es amplio, gracias a su excepcional equipamiento. La plataforma elevadora de columnas totalmente hidráulica proporciona tres plataformas de trabajo independientes entre sí. De esta forma se puede trabajar al mismo tiempo en diferentes áreas y alturas, a lo que se puede sumar, además, la cesta de trabajo instalada en la grúa. La dresina de inspección está equipada adicionalmente con un posicionador del cable sustentador y el hilo de contacto, así como con un sistema de medición del hilo de contacto. 

El vehículo pesado de mantenimiento de superestructura OBW se equipó específicamente para realizar diferentes tareas de excavación y transporte. En el suelo del vehículo pueden alojarse unos contenedores especiales que se manipulan con la grúa. Esta puede equiparse con palas excavadoras para la limpieza de las zanjas de drenaje o con unas tenazas de carriles para la manipulación de secciones de carril. La pala excavadora puede trabajar incluso con la catenaria conectada. El vehículo cuenta con sujeciones especiales para el transporte de secciones de carril. 

Además de estos dos vehículos de mantenimiento de superestructura, en la nueva línea se pusieron en servicio una bateadora multifunción ZCA 2000 LGV y un estabilizador dinámico de vía VGS 04 de FRAMAFER, la filial francesa de Plasser & Theurer. Esta combinación de máquinas ha demostrado su valía en muchas líneas de alta velocidad francesas y proporciona resultados óptimos, duraderos y eficientes en la reparación de errores individuales. Una vez bateada con la ZCA 2000 y estabilizada con un estabilizador dinámico de vía, la línea puede abrirse a la circulación del TGV de inmediato.